Para pedidos internacionles, solicita precio de transportes.

No products in the cart.

historia del arteStreet Art: del vandalismo al arte
street art

Street Art: del vandalismo al arte

El street art es un tipo de arte urbano creado en las calles. Se le reconoce como arte porque no está sancionado ni penado, sino que se hace bajo el consentimiento del Ayuntamiento, institución o propietario de una propiedad privada.

El street art va mucho más allá de los grafitis, ya que incluye una variedad de soportes, técnicas y estilos que actualmente no dejan de evolucionar. Esta amalgama de propuestas contribuye a embellecer la estética de nuestras ciudades.

Sin embargo, el street art no siempre ha sido reconocido como un arte convencional; para ello, ha tenido que recorrer un camino desde la ilegalidad hasta la aceptación formal y regulación por parte de los gobiernos. Exploremos brevemente su historia a través de “Ismos: para entender el arte moderno” de Samuel Philips.   

 

Los orígenes del grafiti

 

Hacia la década de 1970, los grafitis eclosionaron en la ciudad de Nueva York. Gracias a su desarrollo, actualmente podemos disfrutar del llamado street art, una consecuencia del estallido de actividad artística urbana de esta época pasada.

Al principio, los artistas callejeros no estaban autorizados a pintar, y tenían el hábito del tagging o firmar con pseudónimos las obras en estaciones de trenes y muros de los suburbios con espray. Sus prácticas eran consideradas vandálicas, por lo que la mayoría de sus obras fueron eliminadas, y solo han sobrevivido en la actualidad a través de las fotografías.

grafiti

El grafiti fue vandálico en sus orígenes

Sin embargo, esto ni impidió que su costumbre fuera creciendo, y con ella, las tipografías fueron sofisticándose hasta el punto de cubrir por completo los vagones, como ocurre actualmente.

Su necesidad de expresión cada vez se fue haciendo más evidente; así, surgieron grandes grafiteros como Futura 2000, Lady Pink o DONDI, quienes fueron creando sus propios estilos con tipografías cada vez más complejas, que recibieron el nombre de wildstyle (estilo salvaje).

El wildstyle inundó zonas míticas como el sur del área del Bronx y los barrios bajos de Manhattan, donde se vivió una intensísima actividad grafitera que, finalmente, empezó a recibir su reconocimiento a partir de la década de los años 80.

 

La internalización del Street Art

 

En 1980 se inauguró en el Bronx la primera galería donde los grafiteros pudieron trabajar legalmente: la galería Fashion Moda.

Este hecho supuso un gran impulso para los artistas como Keith Haring o Jean-Michel Basquiat que pudieron trasladar sus creaciones murales al lienzo, convirtiendo el arte del grafiti en uno de los géneros más representativos de la escena artística de Manhattan.

grafiti

Street Art

Durante esta época, el street art se internacionalizó, surcando mares y progresando, en el camino, hacia una estética más figurativa, saliendo de lo puramente tipográfico.

Las obras empezaron a variar: desde complejos murales a sencillos motivos repetidos por toda la ciudad gracias a las plantillas, un recurso típico de cualquier grafitero cuyo pionero fue Blek le Rat con sus plantillas de un soldado ruso que diseminó por París.

 

El Sticker Art y la cartelería

 

El arte urbano, aunque es eminentemente político y social, también puede ser decorativo: así lo concibió Shepard Fairey desarrollando el llamado “sticker art” o arte decorativo.

Es famoso por su serie “Obey giant” donde aparece una colección de adhesivos y carteles del boxeador André el Gigante. Por otro lado, el artista Swoon se especializó en carteles con figuras cercanas al estilo de los Secesionistas.

En definitiva, el street art es un arte mucho más heterogéneo de lo que habitualmente se cree, y quizá una de las figuras más conocidas actualmente en el panorama internacional es el artista anónimo Banksy, famoso por sus obras antisistema que satirizan la sociedad.

Esperemos que los artistas del street art sigan creando iconos visuales que actúen como un reflejo de nuestra sociedad y contribuyan a mejorar el mundo del arte.

[Visita nuestra galería]

Historiadora del arte, experta en Gestión Cultural, Marketing y Comunicación Cultural y magíster en Ciencias de las Religiones. Profesora de Historia del Arte y alumna de mis alumnos. Blogger, podcaster y emprendedora en los ratos libres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X